Dejar de fumar es más fácil

En la Argentina el cigarrillo mata a 40.000 personas al año. Hay 8 millones de fumadores y las estadísticas indican que uno de cada dos morirá de una enfermedad relacionada con el tabaquismo. No son los únicos damnificados: la exposición al humo de tabaco ambiental aumenta de 25% a 30% la probabilidad de padecer cardiopatías y cáncer de pulmón en los no fumadores.

Pero hay una excelente noticia. Con tratamiento médico especializado los fumadores tienen el doble de posibilidades de dejar el cigarrillo. ¿En qué consiste? En apoyo psicológico para cambiar la conducta, básicamente, reaprender a vivir sin el cigarrillo, y en tratamiento farmacológico para paliar los efectos de la abstinencia.

“Con la terapia para el cambio de conducta se busca, en principio, reducir la cantidad de cigarrillos por día”, explica el doctor Reynaldo Smith, neumonólogo del Hospital Británico de Buenos Aires y director de la Unidad Especializada en Tabaquismo RESPIRE. “Una vez logrado esto, se encara el abandono total del cigarrillo, con un síndrome de abstinencia de menor impacto, que puede amortiguarse eficazmente con los medicamentos anti-nicotínicos y los suplementos nicotínicos disponibles en la actualidad”.

Otra característica del tratamiento médico especializado es que parte de un exhaustivo diagnóstico de tabaquismo en el que se mide el nivel de intoxicación, de dependencia y de motivación del fumador, se considera su historia clínica y se evalúan los riesgos por la adicción al tabaco.

Dejar de fumar a los 30, 40, 50 y 60 años redunda en un aumento de la expectativa de vida de 10, 9, 6 y 3 años respectivamente.


El Centro Médico RESPIRE es la Unidad Especializada en Tabaquismo (UET) dirigida por el Dr. Reynaldo Smith del Servicio de Medicina Respiratoria del Hospital Británico de Buenos Aires.
www.respireonline.com

 

Volver a la Sección | Inicio

 


www.noticiasutiles.com.ar